EMBAJADOR DE VENEZUELA EN CANADA, ORLANDO VIERA BLANCO DA DETALLES SOBRE EL TEMA DE IMMIGRACION

 
ORLANDO-VIERA-BLANCO-1.jpg

¿Pueden los venezolanos renovar sus permisos de estudio y trabajo con el pasaporte vencido?

Si. Lo que el gobierno ha hecho es asimilar procedimientos preexistentes (ver articulo Canadá ofrece alternativa para trámites migratorios a situación excepcional de venezolanos sin pasaporte vigente), pero como el Sistema online no acepta un documento vencido el proceso se trunca, los usuarios se frustran, no insisten, y, debido a la desinformación al respecto no buscan otra vía.

Esa otra vía es hacerlo a la manera antigua, enviarlos de manera física fuera del sistema para que sean procesados. Es decir:

-          Imprimir la planilla y llenarla manualmente

-         Escribir una carta explicativa

-          Sacar una fotocopia del pasaporte vencido

-          Colocar los documentos en un sobre y enviarlo a Inmigración

Este procedimiento es más tedioso, requiere dar un paso extra y podrían no encontrar abogados dispuestos a caminarlo… Pero también hay abogados que si lo están haciendo, como Leonardo Di Leone de Di Leone Group Inc. en Calgary y Vancouver, Maritza Sierra y Alexander Preciosi en Ontario.

Por un lado, hay falta de información internamente donde sencillamente el Sistema y los funcionarios rebotan un documento vencido, y también hay poca información para emitir un documento oficial que diga como se trata este asunto. Hay panfletos y links que se han venido generando para solventar esta situación, pero todavía no hay una instrucción especial. Y esta instrucción especial no es generada porque el universo de solicitantes es muy escaso.

Lamentablemente este trámite aplica solo para aquellos que están dentro de Canadá, y no es aplicable a los venezolanos dentro de Venezuela con pasaportes vencidos.

¿Qué podemos hacer los venezolanos para ayudar en este tema?

Tenemos que organizarnos y levantar escritos de petición colectivos y mancomunados, dirigidos al Ministerio de Inmigración, Refugio y Ciudadanía de Canadá, para forzar que se emita un aviso oficial que le sirva de guía al personal interno para ayudar a resolver las preguntas que los venezolanos tienen.

Hay algunos funcionarios a quienes se les pueden hacer llegar estos escritos como: Olga Radchenko (Oradchenko@cicgc.ca) y Jade Emilie Daigneault (Jade-Emilie.daigneault@cicgc.ca), ellos han venido colaborando en el tema de lo que pasa en Venezuela, cabe aclarar que ellos no deciden sino sustancian.

¿En qué otros proyectos está trabajando?

Se está trabajando en levantar un censo, para conocer no solo cuantos venezolanos hay en Canadá sino también en qué situación se encuentran. Un grupo muy importante son aquellos venezolanos que están solicitando refugio.

Otro proyecto es buscar ayuda humanitaria a nivel interno en Canadá, para apoyar a los recién llegados en su asentamiento y ayudarles también a encontrar información. Aunque no se tiene una sede oficial si hay grupos ya estructurados donde se pueden avocar como VenezolanosUnidosenCanada@info.com

Consejos del señor embajador:

A los venezolanos en procesos migratorios: que busquen información, que entiendan que la adaptación toma tiempo, que no generen procesos de resistencia, ni se depriman.

A los venezolanos ya establecidos: que se sigan acoplando a esta sociedad que los acogió respetando las normas establecidas: respeten semáforos, respeten hasta la manera de botar la basura. Además, Canadá es una sociedad horizontal que educa para contribuir el uno con el otro, mi consejo es que cuando logren asimilar los beneficios que el seguimiento de la ley trae y el carácter contributivo del canadiense sea esto algo que los guie no solo en Canadá, sino también en Venezuela. Los venezolanos no solo debemos ser buenos emprendedores en el exterior sino también voceros y colaboradores para nuestros compatriotas. Mi consejo es que este aprendizaje se divulgue, y que lo trasladen, ayudando a la comunidad no solo llevando una voz de esperanza sino también colaborando con los hermanos en Venezuela.

¿Cómo se siente la persona detrás del cargo político?

Con un inmenso agobio de esperanza. Me siento un quijote que va de un sitio a otro llevando una voz de esperanza por un lado y una voz de denuncia por el otro. Lo que nutre mi amanecer cada día es la esperanza de que en Venezuela amanezca. Mi agobio de responderle a los venezolanos es aliviado por ver que la luz a final del túnel ya nos está alumbrando. Y lo único que pido a cambio es confianza, la confianza de nuestros líderes, la confianza del pueblo. Confiemos en cada uno de los esfuerzos que tanto los líderes como el pueblo estamos haciendo.