“TENGO BUEN CREDITO PORQUE NO TENGO DEUDAS”

JP Méndez


Se sorprenderán de la cantidad de veces que escucho este comentario cada vez que le pregunto a alguien sobre su crédito. El tema del crédito es un tema muy álgido, pero muy desconocido. Supongo que viene de nuestra cultura latina donde no conocemos el concepto americano de “crédito”.

rawpixel-558596-unsplash.jpg

Ahora bien, ¿cómo empezó el crédito y por qué? Para ponerlo en perspectiva, el crédito viene de FIAR, un tema que es muy popular en nuestros países latinos nace de una necesidad común, ¿la necesidad? “Necesito comprar ya … pero me pagan el próximo viernes.”

En nuestros países es muy común que compremos en establecimientos, generalmente atendidos por sus dueños, personas comunes y corrientes. Estas personas son de bajos o medio recursos, que dependen de esas ventas del día a día para vivir. Estos dueños a su vez llevan varios años siendo parte la comunidad y conocen ya a la familia. Así tenemos nuestro carnicero, panadero, la persona que nos vende la fruta, etc. Basado en su nivel de confianza, le FÍAN sus productos, a estos consumidores, muchas veces a un límite bajo (ej. $20), y sus clientes cuando reciben el pago por su trabajo, van y cancelan su deuda con los vendedores. Basado en su manera de pagar (a tiempo o tarde), el dueño puede decidir incrementar el monto que le fía a sus clientes, o puede negar el “crédito” basado en falta de pago que reciba, o lo demorado que fue para el dueño recibir su dinero.

De esta misma manera fue que comenzó el crédito. El lema, “Firme Ahora, Pague Después” fue popularizado por Diner's Club, la primera tarjeta de crédito establecida en 1950. Una tienda con un contrato a un prestamista fue creando una base de clientes al que le fiaban y esos clientes iban pagando su deuda. Con el avanzar de la tecnología, este proceso fue creciendo y perfeccionándose. De manera que, en Norte América, y más específico, en Canadá, nadie recibe un préstamo, sin que primero el prestamista mire el historial de crédito del aplicante. Cada pago a una deuda registrada (ej. tarjeta de crédito, crédito de carro, celular, membresía a un gimnasio) es agregada a nuestro credit report, ya sea que esa deuda haya sido pagada a tiempo o tarde. Así que, si alguna vez ha sentido que alguien lo está vigilando... No está loco. El Bureau de crédito tiene historial de sus pagos de los últimos 7 años en detalle, mes por mes, cada vez que haya pagado tarde, cada vez que aplicó por crédito, si estaba en bancarrota y más. Muchas personas dicen “Tengo buen crédito porque no tengo Deudas” creen que, porque no tienen tarjetas, o deudas, entonces tiene un buen crédito. Esto no es verdad, ya que el mismo nombre, CREDITO, implica que tuvimos que recibir un préstamo para que hubiera un historial. La única manera de construir nuestro crédito es teniéndolo NO evitándolo... Si desean ver información sobre su crédito, pueden hacerlo por transunion.ca o por equifax.ca, allí encontrarán las herramientas para poder monitorear su crédito y asegurase de que en realidad ¡si tengan buen crédito!


En la próxima edición: ¿Qué es ese número que aparece en mi crédito?