Remembrance Day

Remembrance-Day-2017.jpg
 

paRA QUE NO OLVIDEMOS

Tomado de The Canadian Encyclopedia y de Veterans Affairs Canada


Seguramente has visto o incluso usado un prendedor de red poppy, esos prendedores son usados por millones de canadienses en las semanas previas al 11 de noviembre y en ese día, como honra a aquellos que han servido a su país, no solo en la primera guerra mundial, sino en cada uno de los conflictos donde soldados canadienses han prestado su servicio militar.

Remembrance Day (Día del Recuerdo) es un día conmemorativo anual que se observa en Canadá para recordar a los que murieron en el servicio militar y honrar a los que sirvieron en tiempo de guerra.

La tradición canadiense incluye en Remembrance Day la ejecución del "Último mensaje", una lectura de la cuarta estrofa del poema "Para los caídos" y dos minutos de silencio a la hora undécima del undécimo día del undécimo mes (11:00 am, 11 de noviembre), ya que marca la hora (en el Reino Unido) cuando el armisticio entró en vigor. Se colocan coronas en los memoriales de guerra locales y se llevan a cabo ceremonias públicas y asambleas en las escuelas.

Aunque Canadá luchó por el lado ganador en la Primera Guerra Mundial, la celebración de la victoria fue reemplazada por una conmemoración solemne, y la sensación de que el país tenía una deuda nacional colectiva con los soldados, en su mayoría jóvenes, que habían perdido la vida en la batalla.

Esta deuda se pagaría, a perpetuidad por generaciones sucesivas, por el simple hecho de recordar el sacrificio de los soldados.

Durante el terrible derramamiento de sangre de la Segunda Batalla de Ypres en la primavera de 1915, el Teniente Coronel John McCrae, un médico que sirvió en el Cuerpo Médico del Real Ejército Canadiense escribió el conmemorativo poema “In Flanders Field” ("En los campos de Flandes”) inspirado en las flores que vivían entre las tumbas de soldados muertos.


Esas flores color rojo sangre que aún crece en los antiguos campos de batalla de Francia y Bélgica eran las amapolas rojas (red poppies), que aún hoy se usan como símbolo del recuerdo de aquellos muertos en batalla.

Prendedores de amapola roja son vendidos por la Royal Canadian Legion recaudando fondos para apoyar a los veteranos y sus familias. Ellos dieron sus vidas y sus futuros para que podamos vivir en paz.

Hay que recordar…. si no lo hacemos, el sacrificio de esas cien mil vidas canadienses no tendrá sentido. Murieron por nosotros, por sus hogares, familiares y amigos, por una colección de tradiciones que apreciaban y por un futuro en el que creían; murieron por Canadá. El significado de su sacrificio descansa en nuestra conciencia nacional colectiva; nuestro futuro es su monumento.