Isabel Inclán
“El periodismo es mi bandera política”


Screen Shot 2018-02-19 at 5.49.49 PM.png

Este 2018 la periodista mexicana Isabel Inclán cumple 20 años en Canadá, donde ha podido continuar su profesión en forma ininterrumpida: “eso es lo que estudié, lo que ejercí en México y a lo que me he dedicado en este país”.

Llegó como corresponsal del periódico nacional “El Financiero”, del que fue corresponsal once años, y desde el 2011 es reportera de la agencia mexicana de noticias Notimex, un servicio informativo que este año cumple 50 años y que provee de noticias a medios latinoamericanos e hispanos en Estados Unidos.

Con más de tres décadas de ejercer esta profesión, Isabel Inclán señala: “El periodismo es mi bandera política porque me permite poner el énfasis en los temas que creo son necesarios para abrir brechas y crear conciencia”.

En su trabajo cotidiano recoge historias tanto de los trabajadores agrícolas temporales mexicanos, como de las mujeres que han sufrido violencia o de las denuncias contra la discriminación y, por supuesto, de los inmigrantes.

“Como corresponsal de un medio mexicano debo poner énfasis en temas que tienen que ver con México, como la relación comercial y política con Canadá, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el intercambio académico y cultural”.

Screen Shot 2018-02-19 at 6.02.41 PM.png

Sin embargo, explica, “hay temas que trato de cubrir, aunque sea mi día de descanso, porque me parece que es importante informar a nuestra comunidad sobre ellos, como la manifestación de mexicanos en contra de Trump en el consulado estadounidense, o la campaña en apoyo a los niños y jóvenes centroamericanos varados en la frontera mexicana con Estados Unidos”.

En cada una de sus notas y reportajes la periodista mexicana trata de poner su sello como reportera con conciencia de género que se une a causas justas a través de sus artículos.

Ante la pregunta de cómo ejercer el periodismo desde una perspectiva de género, responde sin tapujos: “es no tomarle fotografías a las edecanes con vestido rojo entallado que acompañan al corte de listón de una feria alimentaria; es no escribir sobre concursos de belleza que lo que hacen es seguir reproduciendo la imagen de la mujer como objeto de consumo”.

En cambio, ahonda, “es poner el teclado en las mujeres que están contribuyendo a romper paradigmas, que están conquistando espacios, que están haciendo movimientos como el #MeToo”.

Respecto al periodismo social, Inclán recuerda que hace unos meses entrevistó a una delegación que visitó varias ciudades de Canadá para denunciar las injusticias de la minera canadiense Almaden, que opera en Puebla, México. 

“Dedicar tiempo a este tema me parece una forma de unirme a la denuncia. Incluso cuestioné sobre esto al ministro de Finanzas, Bill Morneau, y al secretario mexicano de Hacienda y Crédito Público, José A. González, cuando se reunieron en Toronto”.

Isabel Inclán es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UNAM donde presentó su tesis sobre “Periodismo no sexista”, con el caso del suplemento “Doble Jornada”, del diario “La Jornada”.

También cuenta con un Diplomado en Periodismo por la Universidad Iberoamericana, donde presentó una tesis sobre “El secreto profesional del periodista”, que fue incluida en el libro “Para conocer a los periodistas”.

Esta periodista mexicana es de las pocas hispanas que han entrevistado, aunque brevemente, al actual primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. “En ese entonces el tema era su promesa de quitar la visa a los mexicanos”, recuerda.

En su opinión, el periodismo hispano en Toronto ha crecido en medios, “pero no necesariamente en calidad”.

“Me gustaría ver a más colegas periodistas saliendo a las calles a hacer entrevistas, reportear la nota, hacer artículos más trabajados, entrevistas que aporten algo a la comunidad más que ser un regalo al anunciante”.

Dijo reconocer que el problema de los medios hispanos es conseguir publicidad para subsistir, pero consideró que la apuesta debe ser “elevar la calidad de nuestro periodismo hispano” para contribuir al desarrollo de nuestra comunidad.

Como lo dijo el poeta cubano José Martí: “un pueblo educado es un pueblo libre”, así que nos corresponde a los periodistas contribuir con nuestro granito de arena, agregó la reportera.

En 2016 Isabel creó el primer Coloquio de Periodismo Hispano en el Glendon College de la Universidad de York, con el apoyo de la periodista Silvia Méndez y el auspicio del profesor Alejandro Zamora y de la Red Global de Mexicanos. El seminario estuvo dedicado al caso de los periodistas mexicanos.

“Mi interés era que reflexionáramos respecto a la calidad de periodismo que estamos haciendo y sobre la necesidad de elevar el nivel de ejercer este oficio o profesión”, explicó.

Asimismo, dijo, es necesario seguir haciendo este tipo de seminarios para también reeducar a nuestro público, porque hay quienes piensan que una entrevista es un “dictado” de lo que dice el entrevistado y no es así, es una interpretación de la conversación.

“Es necesario que los periodistas defendamos nuestra libertad de prensa, pero, eso sí, siempre con ética, con seriedad y profesionalismo”.

Reconocida en 2015 como una de los “10 Hispanos más influyentes”, que otorga cada año la Alianza de Negocios Hispano-Canadienses, Isabel afirma que el periodista tiene una gran responsabilidad social: informar con veracidad, ofrecer un contexto, exponer el tema desde un ángulo diferente…hacer historia.

“Desde luego que todo esto es un reto, es el objetivo a cumplir y cada día los reporteros debemos de esforzarnos por alcanzarlo”, concluyó esta reportera que es madre, jefa de familia y que cuando puede degusta un buen tequila reposado.