Mónica Aguirre

Viajar es Crecer.


Para Mónica Aguirre “el bicho del viaje” la picó la primera vez que salió de su país. Tan sólo 16 años en el momento en que Estados Unidos la recibía mostrándole un mundo de expectativas totalmente nuevo. La independencia y la responsabilidad que este cambio conllevaba también le daban espacio a un creciente interés por conocer y dominar nuevos idiomas. Mónica comprendió de inmediato que esta naciente atracción por otros dialectos, podía complementarse de forma idónea con la inclinación que de siempre había sentido por la educación. ” Y desde ese entonces empecé mi recorrido por la industria de la educación internacional”

Un recorrido que la ha llevado a posicionarse en la actualidad como Directora de Reclutamiento de Estudiantes Internacionales en el Toronto Film School, parte del RCC Institute of Technology. Un camino que, a todas luces, no ha sido fácil, comenzando por el esfuerzo que ella reconoce, hicieron sus padres para poder enviarla un año a un intercambio estudiantil en Estados Unidos. Un recorrido que tiene tantas paradas como sellos en su pasaporte y que a su llegada a Canadá, en 2.005, alcanzó una nueva concepción. El punto de partida del camino de Mónica fue su ciudad natal, Bogotá, Colombia. Sus estudios en la alta academia también los comenzó en su ciudad,

“Estudié Filología e Idiomas (Alemán) en la Universidad Nacional de Colombia, de dónde hice una homologación de créditos a la Universidad de Toronto, de donde me gradué de un Honours Bachelor of Arts en Estudios Europeos y Estudios Latinoamericanos, con un minor en Alemán. También terminé un certificado en Portugués de George Brown College y estoy realizando un certificado de Business Innovation en la Universidad de Toronto”.

Ya establecida en Toronto comenzó a participar como voluntaria en la feria de Go Abroad Fair organizada por el Centro de Educación Canadiense. “Con ellos trabajé en calidad de voluntario por un par de años. Gracias a esta experiencia  tuve la oportunidad de conocer a personas como Robin Ingle de la empresa de seguros Ingle International, pues era el patrocinador oficial de la feria”. Su desempeño como voluntaria atrajo la atención de los patrocinadores con quienes estuvo trabajando alrededor de un año y medio. Una bonita experiencia que le dio paso a un nuevo programa de intercambio pero esta vez con la Universidad de Toronto en convenio con la Universidad de Constanza en Alemania, con quienes estudió y trabajó por un año más. “Estas experiencias laborales fueron fundamentales para empezar a formar mi círculo social y laboral. Igualmente me ayudaron a consolidar mi hoja de vida,  pues me permitieron ratificar mi inclinación por la industria de educación internacional y adquirir experiencias que no hubiera podido obtener si no hubiera empezado a hacerme conocer en la industria”.

El peso de su hoja de vida aumentaba con cada experiencia internacional y sus amplios conocimientos de idiomas se convertían en un mérito que le calificaba como idónea para dirigir el  International Student Recruitment.

“Gracias a mi conocimiento y experiencia en la industria de educación internacional, mi habilidad de hablar diferentes idiomas y viajar a diferentes países a representar a empresas, mi propia experiencia como estudiante internacional y la manera como me puedo relacionar con agentes y estudiantes, me dio la oportunidad de crecer dentro de la industria y llegar a la posición en la que me encuentro”.

Como Directora de Reclutamiento de Estudiantes Internacionales en el Toronto Film School sus obligaciones están relacionadas directamente con sus estudiantes y las formas en las que estos puedan apropiarse de las herramientas propias de cada carrera. Vivimos en un momento en el que el concepto del arte es cambiante y se renueva con cada nueva técnica, además que la relevancia de las nuevas tecnologías es, igualmente, indudable. Es por ello que el éxito de sus estudiantes se basa, en buena parte, en las herramientas y el conocimiento práctico que la academia pueda brindarles, sea cual sea la rama en la que decidan enfocarse. Ya sea producción de cine, actuación, diseño de modas, creación y animación de video juegos, entre otras profesiones de las artes.

“Mi principal misión es consolidar relaciones entre la escuela y todas aquellas personas, escuelas y empresas claves interesadas (Key Stakeholders) en crear sincronía entre nosotros, para poder promover los programas y ofrecerles a los y las estudiantes los mejores programas en Canadá”.

Para Mónica su papel al interior del engranaje del Toronto Film School/ RCC Institute Of Technology significa la forma más apropiada de continuar promocionando la calidad de la educación internacional como un medio de crecimiento personal.  Los procesos de intercambio y de educación en el exterior han probado su valía como herramienta que facilita romper barreras  entre mundos que pueden ser tan parecidos como diferentes. Es también, en sus palabras “una manera de ayudar a otras personas a alcanzar sus sueños”.

“Mi consejo para futuras generaciones es no ser pasivo. Para aquellos y aquellas que están estudiando o empezando en el mundo laborar les aconsejo no quedarse callad@s ni quiet@s. Identifiquen quienes son las personas influyentes en la industria o en la escuela (profesores, directores, o en verdad cualquier persona que l@s pueda presentar a alguien más para aprender más sobre la industria) y háblenles. En general la gente quiere ayudar a otros y una entrevista de información puede abrir muchas puertas y ofrecer un sinfín de conocimiento”

 

.