Mexico

LELE, Embajadora de Querétaro 

atomi.jpg
 

MEXICO

Confeccionadas en tela, adornadas con coloridos listones, vestidas con primorosos diseños autóctonos, las muñecas artesanales que nacieron como juguetes para las niñas otomís son hoy uno de los iconos de la cultura mexicana.

La muñeca otomí es el legado de nuestros ancestros que resguarda la tradición, cultura y memoria de nuestra niñez. Para las niñas otomís, la muñeca artesanal es el juguete favorito y como artesanía, es uno de los símbolos más representativos de la tradición mexicana.

En 2018, la famosa muñeca fue declarada patrimonio cultural inmaterial del Estado de Querétaro, en México. Tiene su origen en las manos artesanas de las mujeres otomís del municipio de Amealco de Bonfil, Querétaro y se han vuelto representantes internacionales de la artesanía mexicana.

Tan es así, que una réplica gigante de esta muñeca (de seis metros de altura), hecha de material inflable y vestida en tela con el atuendo amealcense, ha estado viajando por el mundo como embajadora de la cultura mexicana. Ella es Lele, y ha visitado Madrid, Londres, Shangai, Sidney, Chicago, San Francisco, Los Ángeles, Montreal y Toronto, donde estuvo el 7 de agosto en Dundas Square.

El nombre de "lele" es una derivación del dialecto hñähñu del pueblo indígena otomí m´lëlë que significa bebé.

Las muñecas son tan populares que se pueden conseguir en diferentes lugares turísticos del país, y algunas tiendas en el extranjero. Uno de los propósitos de la gira de Lele era dar a conocer y promocionar el trabajo que hacen los artesanos de las comunidades indígenas en la elaboración de estas muñecas de trapo, que para algunos son consideradas un objeto de colección, pues, dado que son hechas a mano cada muñeca es única e irrepetible.

No olvides que cuando llevas una artesanía estás llevando un pedacito del corazón de los artesanos.