ENTRECOMILLAS
Mario B. Lanzillotta

Una Vida de Buenos Momentos


Mario B. Lanzillotta no es natal de alguno de nuestros países latinoamericanos. Es más, ni siquiera es nacido en este continente. Pero no por eso deja de ser un latino más. Una persona enamorada de esta cultura que no conoce fronteras y sabe brindar una amistad sincera por más extraño que sea el dialecto de ese nuevo amigo. Para Mario, nacido en la hermosa Cosenza, Italia, su carácter descomplicado y amigable le ha permitido encajar en un contexto en el que se aprecia la honestidad y la espontaneidad.

La vida nos ha dado alegría y nos ha dado lo mejor, si pudiera repetiría mi vida sin pensarlo”.  La idea, tan propia de lograr llevar una vida al lado de otra persona por 44 años se antoja tan romántica como las antiguas historias romances de época que se cuentan en su natal Italia.

Aquellos que lo conocen, su familia y ese grande círculo de amigos saben reconocer en él su manera especial de tratar a las personas. Como él mismo lo dice “Comunicar, respetar y entender a la gente”. Es indudable que este toque especial y humano sea, en buena medida, uno de los secretos del éxito El Gaucho Juan Meat Market. No obstante,  Mario  gusta de resaltar todos aquellos detalles que hacen de su negocio un lugar diferente y acogedor.

“Tener los mejore productos, con la mejor calidad del mercado, los precios competitivos son difícil de superar. Y lo más importante, respetar a mis clientes y a todas las personas que entran caminando al Gaucho”. De hecho, también de esto podría desprenderse uno de esos pequeños grandes placeres de los que Mario Disfruta tanto, “Poder servirle a mis clientes y hacer bromas con ellos”

Evocando la alegría que le invadiría aquella primera mañana en que abrió las puertas de su negocio, son muchas las cosas que han pasado desde entonces. Muchas las historias, la anécdotas y los sentimientos. Pero lo más importante, es que esa alegría que hinchó su pecho aquella mañana es la misma que siente todos los días.

Sin embargo aquellos pequeños momentos de inmensa felicidad van mucho más allá de lo que puede ocurrir en su trabajo. Mario Ha aprendido a degustar aquellos significativos instantes de la vida que pueden pasar por simples momentos de distracción. “Me encanta arreglar mi jardín, hacer Asados y disfrutar de la compañía de mis nietas”. De hecho, en su lista de pendientes aún hay varios de esos momentos que se mantiene pendientes. Entre ellos, uno de sus grandes sueños: “Viajar a Argentina y visitar todas sus provincias”