LUIS BRICEÑO

Un Realtor de compromiso y dedicación, que nos invita a aumentar nuestras oportunidades de éxito

 

La sonrisa de Luis Briceño nos recibe en cada edición de “Desayune con Nosotros”, evento de Networking que procura ser un catalizador en la creación oportunidades para todos los que confluyen en él. Pero éste es sólo uno de los proyectos de este caraqueño radicado en Toronto desde el 2001.

luis_1.jpg

Gentileza en el trato, emprendedor, apasionado por el trabajo, y colaborador con su comunidad, son algunos de los aspectos heredados de su padre, de quien recuerda era una persona muy querida por aquellos que lo conocían.

Características que Luis traslada a su trabajo como agente de bienes raíces, apoya a miembros de la comunidad latina (y de otras comunidades) en la ejecución de sus proyectos de adquisición o venta de su vivienda y propiedades de inversión en el Área del Gran Toronto. En sus palabras: “cada proyecto es una oportunidad para hacer la diferencia a favor de los familias y profesionales que depositan su confianza en este servidor.”

“En lo personal”, dice Luis, “es retador el desconectarme de las responsabilidades. Reconozco que disfruto el trayecto, casi tanto como cuando se logra alcanzar las metas en sí mismas, y cuando esto sucede el tiempo se te pasa volando y ya el trabajo deja de serlo para convertirse en un placer.”

Luis reconoce que no tiene todo el tiempo que desearía para disfrutar junto con su familia: su esposa Alejandra -quien se desempeña como consultora, apoyando a personas en búsqueda de trabajo- y sus dos hijos: Luis Alejandro, quien recién terminó sus estudios de Psicología, y tiene una gran sensibilidad por el arte (heredado de su abuela) y Ricardo Enrique, quien estudia Criminología y tiene un gran sentido de la responsabilidad. De sus hijos nos cuenta que, aunque ha sido poco su roce con nuestra cultura latinoamericana, a ellos les atrae su calidez y alegría contagiosa, así como la música y por supuesto las arepas.

A su llegada a Canadá, juntos como familia enfrentaron el reto de tantas familias de inmigrantes: adaptarse a una nueva dinámica, la cual incluyó entre otras cosas buscar un lugar donde vivir, encontrar colegio para los hijos y conseguir trabajo. De igual manera, un enorme reto lo conformó el manejar sus horarios y cómo poder atender a sus hijos mientras estudiaban o trabajaban. Por muchos años estuvieron muy apartados de la comunidad latinoamericana y con pocas oportunidades de viajar frecuentemente a Venezuela, lo cual moldeó en cierta medida sus prioridades y la forma de relacionarse tanto en el plano familiar como hacia el externo.

Hoy la realidad es otra, pues Luis motivado por un sentido social hacia lo venezolano y lo latinoamericano, en lo personal cree, apoya y fomenta varias iniciativas y talentos con quienes comparte valores y gustos.

Remontándonos en el tiempo, su niñez transcurrió en una Caracas donde, según él nos cuenta, la gente solía ser muy alegre, donde hacer buenos amigos era relativamente fácil y la gente era bien intencionada. Recuerda que la muchachada del vecindario jugaba en la calle sin preocupación, lo normal era jugar al aire libre, y la excepción era estar en casa.

Y agregó: “Sueño con ver una Venezuela libre y hermosa, donde nuestros niños puedan volver a soñar y a jugar, donde todos puedan crecer y ambicionar un estado de cosas mejores para sí mismos y para los suyos. Sueño con poder contar con la cercanía de nuestros familiares, que al igual que otras tantas familias venezolanas están dispersas por el mundo, ya sea que nos re-encontremos en este hermoso país Canadá -con el que estamos sumamente agradecidos por habernos brindado un hogar- o quien sabe si en algún futuro en otras latitudes, pero juntos! Admiro a mis hermanos de sangre por su perseverancia infinita y por su disposición de permanecer en Venezuela hasta donde les sea posible.”

En Venezuela trabajó en el área de Sistemas por varios años, tiempo que define como un momento de su vida muy gratificante tanto en lo personal como en lo profesional. “Sin duda la etapa cuando conformas una familia y la ves crecer no tiene comparación. En lo profesional, comencé como programador de aplicaciones y así poco a poco fui obteniendo nuevas responsabilidades. Tuve la fortuna de desarrollarme profesionalmente en corporaciones internacionales que estaban a la vanguardia en todo sentido. En paralelo siempre me llamó la atención el tema del emprendimiento e hice un par de incursiones como desarrollador de unas aplicaciones, así como en el área de distribución y comercialización de trajes de baño cuyos resultados fueron muy positivos.” nos cuenta Luis.

En Canadá dedicó varios años al soporte de aplicaciones para IBM y al análisis de datos de plataformas de CRM para TD Bank y una compañía líder de la industria de Licores donde llegó a conocer aspectos claves del área de Operaciones de Ventas y Mercadeo.  

Al preguntarle de sus fortalezas y debilidades nos respondió: “Pienso que mis fortalezas están muy vinculadas con la diversidad de roles y experiencias que me han tocado vivir tanto en el plano corporativo, como en el personal, los años de práctica en mi actual profesión, nuestro aval ético, y del compromiso y la dedicación a todo lo que nos proponemos. Por otro lado, reconozco la necesidad de aprender a administrar los esfuerzos infructíferos, de seguir abonando en el terreno de crear relaciones constructivas y en focalizarnos en las cosas que podemos cambiar y aceptar aquellas que no, en todo ello trato de mejorar cada día.” 

Al pedirle un mensaje final para nuestros lectores, Luis nos dice: “La mente y el corazón tienen un poder inmenso que nos permiten cristalizar casi todo aquello en lo que nos empeñamos, así que, si te empeñas lo suficiente, las posibilidades son enormes. Asegúrate de que lo que te motiva proporcione beneficios para ti y para otros, disfruta el trayecto, imprímele tu propia personalidad a todo lo que hagas de buena voluntad. La aceptación de tu trabajo puede que venga o no después, pero la satisfacción y el crecimiento personal dálos por hecho.”

Luis Briceño

Celular: 416-804-8602

email: luisbricenorealtor@gmail.com