Dr.Lourdes Viteri 

Doy lo mejor de mí.


Lourdes Cecilia Viteri Espinoza llegó a Canadá hace más de cinco años. No es realmente mucho tiempo no obstante la cantidad de experiencias y de buenos momentos, ya le han quedado guardadas en su memoria por siempre. Aunque la intención inicial de su llegada al país era perfeccionar el manejo de idioma, ya estando sobre este suelo, Lourdes se dedicó de forma permanente a la vocación que siempre estuvo tentada a seguir. Hacer mejor la vida de los demás a través de la medicina. En la actualidad divide su tiempo brindando servicios de Medicina Familiar en dos clínicas: Unimedico Family Practice y Fountain Medical Centre.

Lourdes es nacida en Guayaquil – Ecuador. “Llegué a este hermoso país hace más de 5 años motivada por mejorar mi inglés y aprender una nueva cultura”. Sus primeras impresiones de la vida en Canadá no pudieron ser más acogedoras y bonitas. La cultura, los ambientes, los paisajes y la gente; todo fue mejor que las expectativas que ella tenía. Incluso el clima, una faceta con la que se mostraba especialmente recelosa por haber vivido la mayor parte de su vida en un país bien caluroso. Dos inviernos después de su llegada se declaró fan número uno de los deportes de nieve.

Poco tiempo después de llegar comenzó sus estudios en medicina. Era entonces el año 2012 cuando inició su residencia en Medicina Familiar en la Universidad de Toronto y el Hospital Sunnybrook. Sus estudios de medicina terminaron con su grado en Junio del 2015.  “Durante la residencia hice rotaciones en el North York General Hospital, Mount Sinai, Sunnybrook y CAMH. Después de graduarme empecé a ejercer mi profesión en Unimedico y en Enero de este año me incorporé a Fountain”.

En perspectiva es poco el tiempo que Lourdes ha ejercido como doctora en Canadá, pero este periodo ha sido uno de los más gratificantes de su vida. Lograr que la vida de una persona vaya a cambiar para mejor, poder responder de manera efectiva a la confianza que el paciente deposita en el médico son prioridades q ella considera de suma importancia. “Lo que me gratifica de mi trabajo es tener pacientes de todas las edades, desde recién nacidos a la edad adulta. También es gratificante poder dar lo mejor de mí, escuchar a mis pacientes y ver que juntos llegamos a un acuerdo con respecto al manejo y tratamiento de sus dolencias”.

Claro que la otra cara de la moneda es cuando por su voz el paciente recibe noticias que no son alentadoras o simplemente las que el paciente esperaba. En estos casos la doctora Viteri siempre trata de mostrarle al paciente el panorama completo. Es decir, la condición actual pero también las posibilidades y los posibles tratamientos para superar dicha condición. “A través del tiempo, uno llega a apreciar a los pacientes como si fuéramos una sola familia y tener que dar una mala noticia no es nada fácil”.

El consultorio de la doctora siempre tendrá las puertas abiertas para todos los amigos que quieran tener un Médico de Familia de calidad. Y podrán estar seguros de que no solo encontrarán a una profesional de la salud, les recibirá una persona que les brindará su amistad y trabajará con ahínco para el bienestar de usted y su familia.

FOuntain Health Spa
unimedico family practice