Jaime Teran Rocha

Cuidémonos en Familia


“Cuando un paciente vuelve a su control y se siente mejor y te agradecen, ese es el mejor premio que uno puede recibir, saber que ha contribuido en parte a que la salud de una persona se haya restablecido. Es una experiencia que no tiene precio”. Y esta escena es parte del día a día en Unimedico Family Practice. Un sueño hecho realidad para Jaime Teran Rocha, uno de los ejes de esta iniciativa que busca ofrecer servicios médicos inmediatos y de calidad, con un énfasis especial en poner a disposición de toda la familia planes integrales de prevención y tratamiento.

Por bastante tiempo, mientras practicaba la medicina en su natal Bolivia, Jaime tanteaba la idea de expandir sus horizontes y llevar más allá de sus fronteras sus deseos de aprender mucho más sobre su profesión, de tal manera que podría brindar una ayuda mucho más completa a sus pacientes. En su país hizo el curso completo estudiando medicina en  la Universidad Mayor de San Simón, también completó un diplomado en epidemiología clínica, y claro se especializó en la que ahora es su foco principal de trabajo, la Medicina Familiar. En Bolivia fueron tres años y medio los que dedicó a la medicina familiar en tanto llegaba el momento de decir hasta  pronto y tomar un avión con destino al norte. “Llegué a principios del 2010. Anteriormente visite EE.UU por un programa corto de 3 meses, pero no me gustó el sistema de salud allí (privado/publico) por tanto volví y un amigo me comentó que Canadá tenía un programa para jóvenes profesionales. Durante mi entrenamiento en la escuela de Medicina, pude ir por 6 meses a un intercambio a Suecia, y allí el sistema de salud era muy parecido al de Canadá, entonces averigüé y fui a las charlas de la embajada de Canadá, y me decidí por este país. Porque ofrecía la residencia permanente desde el primer día, algo muy importante para mí”.

El proceso de ambientarse al que sería su nuevo entorno pasó por atmosferas que nos son familiares, el clima, la comida y la misma cultura. Aunque llegar a prestar servicios como profesional de la salud, adaptándose a las reglas y parámetros de un sistema que no te conoce fue toda una aventura en sí. La primera escala para Jaime en Canadá fue en Newfoundland, tres años viviendo en esta ciudad que aprovechó para rendir exámenes ante las autoridades designadas. Fue así como obtuvo una licencia restrictiva para esa provincia. Ya con esta licencia que homologaba sus capacidades como médico el siguiente paso fue ratificar sus aptitudes en un ambiente académico, por lo que solicitó el ingreso a la Universidad de Toronto. El entrenamiento en la universidad tuvo una duración de dos años. Las pasantías rurales las hizo en el norte de Ontario, incluyendo áreas como Thunder Bay, Dryden y Nipigon.

Posteriormente se presentó la oportunidad de ingresar al equipo de trabajo de Unimedico Family Practice. “Somos una clínica de medicina familiar, aunque también aceptamos walk ins. Nuestra dedicación es ofrecer un servicio de consulta externa que sea integral, La clínica está abierta 7 días a la semana y también abre after hours (evening).También, ofrecemos de manera personalizada información, educación y consejería sobre diabetes, presión alta y colesterol alto”.

El equipo médico es integrado por hombres y mujeres procedentes de los más variados lugares, lo que le dota a la clínica de un ambiente multicultural bastante encantador.  En sus corredores y consultorios se pueden escuchar consultas en español, árabe, hindi, francés, hebreo, farsi, y claro el inglés. La práctica de Jaime como médico ha madurado gracias a la invaluable experiencia que ha adquirido durante estos años, pero este proceso de crecimiento también le ha impactado a plano personal, cosa que el mismo Jaime no duda en aceptar. “La verdad, a mí me gusta mucho mi trabajo, cuando trabajaba en Bolivia quizás no me daba cuenta el privilegio que significa, pero cuando vine a Canadá y hasta que pude practicar me di cuenta cuanto me gustaba mi trabajo y por eso nunca deje de intentar hasta conseguirlo”

Claro que la invitación nunca habrá de faltar: “Simplemente invitar a los lectores a que nos visiten en la clínica, personalmente estoy 6 días a la semana y con horarios flexibles para quienes trabajan durante el día. Creo que es importante que cada uno cuide su salud especialmente si esta uno sano o si tiene una condición crónica que necesita controles periódicos. Estamos a la orden en Unimedico. Gracias”.

UNIMEDICO FAMILY PRACTICE

FOUNTAIN HEALTH SPA