Agradecimiento en Acción

 
imagen.png

El ser agradecidos debe ser una acción continua en nuestro diario vivir, y no solo un acto de celebración anual. El agradecimiento es clave para el buen mantenimiento de las relaciones, especialmente con los miembros de nuestra familia. Muchas de las memorias que nos producen amargura tienen que ver con situaciones en las que nos sentimos abusados al no recibir ninguna señal que indique que se nos reconoce o agradece por lo que hemos hecho; y por el contrario lo que recibimos son criticas o reclamos.  Por esto, podemos deducir que tomar el tiempo para agradecer a otros, ya sea por una sencilla atención, por un favor, o por el hecho de estar a nuestro lado; es un acto favorable e ideal para nuestras familias.  

Es muy probable que pienses, “no necesito decirle gracias a mi esposo o a mi esposa, y tampoco a mi hijo o a mi hija, porque ellos ya lo saben. Ellos saben que los amo, que son importantes para mi, y ellos saben que estoy agradecido con ellos por sus actos de amor, por su esfuerzo y por los detalles de cariño que tienen conmigo”. Por otro lado, también es probable que pienses, “no tengo nada que agradecer, ellos (esposa o esposo, hijo o hija) deberían agradecerme a mi”. Sin embargo, ¿qué pasaría si paramos de asumir lo que nuestros seres queridos piensan o saben y tomamos el tiempo de expresar el agradecimiento que sentimos? y ¿qué pasaría si aun cuando no creemos tener motivo para agradecer a una persona, hacemos un esfuerzo mayor por buscar esa razón, por simple que parezca, para expresar agradecimiento hacia él o ella? Ya sea que te identifiques con la primera o la segunda opción, la realidad es que tomar el tiempo de expresar agradecimiento puede darte mucho más de lo que te puede quitar. Este paso de acción puede ser clave para restaurar tu relación de pareja, para acercarte más al corazón de tus familiares, y para enriquecer más tus relaciones del día a día.

No esperes a que llegue el “Día de Acción de Gracias” para expresar agradecimiento. Haz de esto un hábito de vida. Puedes comenzar hoy mismo! Puedes dar un primer paso escogiendo una persona al día para expresar agradecimiento. Toma un momento para hacer una lista de cada persona, los siete días a la semana. Después, cada día toma cinco minutos para pensar en algo por lo que sientes agradecimiento hacia el o ella. Y por último, ese mismo día busca un momento para expresárselo. Esta es tan solo una idea para empezar, ya que en cuanto esta acción se haga un hábito en ti, lo harás casi sin darte cuenta; y verás el maravilloso resultado que esto produce en tus relaciones interpersonales.