Francisco Remolino


Francisco Javier Remolino Cifuentes tiene para su haber un logro emblemático, tanto para su carrera profesional, como para la misma comunidad latina de la que este Colombiano se siente orgulloso de representar. Es el primero y único hispano en obtener la designación como Trustee in Bankruptcy, licencia en bancarrotas e insolvencias en territorio Canadiense.  Esta nueva investidura supone la culminación de un trabajo constante y consecuente con la idea de Francisco de ser un profesional en todo el sentido que la palabra pueda significar. “Personalmente es la satisfacción de lograr una meta que me propuse desde el primer día que empecé a trabajar en la industria de la insolvencia y eso significo romper barreras en una industria que había estado fuera del alcance de nuestra comunidad”.

El logro de este hombre nacido en Cali, pero criado en ese pequeño paraíso natural llamado Quindío, Colombia, puede ser considerado como un antes y un después para los hispanos que trabajan en la industria de la insolvencia. Las consecuencias positivas de este hecho seguramente las sentiremos en el mediano plazo. Curiosamente cuando Franciscoasistía a la universidad en su natal Colombia, sus expectativas profesionales se encaminaban por otros rumbos. La abogacía fue su primera elección, pero ya establecido en Canadá, homologar dicha carrera se volvió algo inesperadamente difícil. Esto le hizo buscar otras opciones laborales y su perfil le permitió ingresar a una firma de bancarrotas e insolvencias. “Fue donde descubrí mi pasión por este trabajo. Empecé mi formación como Trustee en Bancarrota

En 2013 ingresa al equipo de profesionales de Albert Gelman Inc. Un paso definitivo en la obtención de su licencia. El término técnico es CIRP, Trustee in Bankruptcy, que significa Chartered Insolvency and Restructuring Professional. Designación profesional para cuya obtención es esencial presentar una serie de exámenes que evalúan competencias, tanto técnicas como prácticas, de los procesos de insolvencia. Trustee in Bankruptcy es la licencia otorgada por el Gobierno Canadiense, a través de la Superintendencia de Bancarrotas, a quienes se demuestran las capacidades profesionales, técnicas y éticas para ser merecedor de esta. Un Trustee in Bankruptcy es un oficial de la Corte responsable del manejo y administración de los procesos legales de Propuestas y Bancarrotas para individuos y Corporaciones.

Como parte del proceso para llegar a ser un Trustee in Bankruptcy se debe ser apadrinado por otro Trustee. El candidato por lo general hace parte de una firma de insolvencias en donde adquiere la experiencia necesaria para presentar los exámenes y obtener la designación CIRP. Posteriormente es llamado por la Superintendencia de Bancarrotas a presentar un examen oral en el que se determina entregar o no la licencia. 

Para Francisco este logro beneficiaría directamente a la población hispana que requiera los beneficios que otorga la ley de bancarrotas, pues para acceder a esta ya no sería necesaria la intervención de intermediarios o terceros.  Otro punto positivo puede ser la motivación que pueden sentir otros profesionales para que se acerquen a esta industria. A pesar de la importancia que los especialistas en el tema le han dado al mérito de Francisco, él demuestra su característica modestia al referirse a ella: “Obtener la licencia fue el resultado de muchos años de estudio y dedicación. Ser el primer Hispano en obtenerla fue solo casualidad”. 

Este escalón que se mostraba inédito para los hispanoparlantes, Francisco le otorga un valor extra frente a la población a la que representa. “Por muchos años la industria de la Insolvencia ha estado representada en nuestra comunidad por intermediarios o individuos que prestan servicios para otros Trustees y por ello nos habíamos conformado a ese acceso de segunda mano, sin saber ciertamente como nos podía beneficiar o afectar el proceso, de ahí todos los malos ejemplos que he escuchado de personas que han dado consejos terribles con los resultados atroces que eso trae para los deudores.  (,,,) Debido a la importancia del proceso de insolvencia, mi prioridad es que las personas tengan la información necesaria antes de tomar cualquier decisión. Afortunadamente actuó bajo las reglas estrictas de la Superintendencia de Bancarrotas y que me obligan a actuar bajo reglas que están dadas en los procesos legales de insolvencia”.

Los aspectos vitales del trabajo de Francisco, bajo la tutela de Albert Gelman Inc, han sido, en buena medida, la base que fundamenta su éxito. La información que suministra a sus clientes siempre está basada en las opciones existentes frente al problema. Así pueden evaluarse con mayor cautela los beneficios, responsabilidades, costos y posibles inconvenientes. Otro punto a favor del trabajo de Francisco es el costo final pues le permite al cliente (deudor) ahorrar los pagos exigidos por los intermediarios. “Recuerden, muchos intermediarios no son regulados y por tanto no tienen ninguna obligación profesional o ética para con usted”.

Con estas pocas palabras hemos querido compartir el éxito de un hispano que supo labrarse un camino echando mano de su honestidad, integridad y compasión. Un punto de excelencia que, sin duda, no será el más alto de su carrera. Para dar cara a los nuevos retos la consigna es la siguiente: “Continuar con el trabajo que he hecho desde que empecé en esta industria (…) entendiendo que tengo la capacidad de poder ayudar a otros a través de un proceso legal teniendo en cuenta que detrás de cada problema financiero hay un drama personal que no se puede desconocer”.

Francisco puede ser contactado así:
tel. 416 482 5116 o email
fremolino@albertgelman.com