Elvira Sánchez de Malicki

“Canadá es un país en el que todo se puede lograr, inclusive superar tus sueños”

Elvira Maliki.jpg

Nació en Ecuador. Su vida en Canadá, desde 1966, personifica la palabra “altruismo: una persona que se dedica a los demás sin esperar nada a cambio”.

“El reconocimiento, aprecio y cariño que recibo cada vez que me encuentro con gente de mi comunidad es conmovedor y el verdadero testimonio de que una vida vivida altruistamente es la mayor bendición y fuente de la verdadera felicidad.”

Apasionada por la vida nos cuenta que a los 2 años de llegar a Canadá fue elegida presidente del Consejo Estudiantil de Notre Dame Academy. El día de su graduación fue sorprendida al recibir La Medalla del Gobernador General de Canadá en reconocimiento por su labor. “Eso me convenció de que Canadá es un país en el que toda persona que trabaja con dedicación y abnegación puede lograr mucho más de lo que puede soñar o aspirar y ayudó a guiar mi vida sabiendo de que, en Canadá, todo se puede lograr”

Le preguntamos si esa convicción se convirtió en realidad y nos contesta: “La verdad es que mi vida ha superado mis sueños y expectativas. ¿Quién hubiera pensado que una niña que vino sola a Canadá a los 14 años, sin hablar Inglés, pudiese haber inspirado y motivado a tanta gente para trabajar en tantas iniciativas inspiradas en el bien común?

Hay algunas frases que guían y motivan a Elvira:

- “Si no yo, ¿quién? Si no hoy, ¿cuándo?”

- “No dejes para mañana ni para otros hacer lo que puedes hacer tú, hoy.”

- “La verdadera felicidad está en dar y hacer todo lo que puedas por otros, de una manera altruista, desinteresada y sin esperar nada.”