ELVIRA SÁNCHEZ DE MALICKI

 

Trabajadora incansable de la unidad familiar y comunal

PA2_8135.jpg

Dinámica, visionaria, creativa, líder natural, altruista, muy trabajadora y muy de familia. Elvira Sánchez, llegó de Ecuador a Canadá en 1966 a los 14 años para estudiar acá. Estudió el primer año en Calgary y el siguiente en Notre Dame Academy en Waterdown, Ontario. Su adaptación fue inmediata. Poco tiempo después, cuando ella tenía 15 años y él 18, conocería a Marek Malicki, el hombre con el que se casaría a la edad de 20 y de quien ella dice “ha sido siempre mi mejor amigo, compañero de vida y mi más grande apoyo”, con el que formó una familia que fue bendecida con 4 hijos: Keram, Vanessa, Adriel y Gibrian Malicki-Sánchez, “todos muy inteligentes, creativos e interesantes en todo sentido”, declara una madre orgullosa de sus vástagos.

Recuerda la suya como una infancia maravillosa, con una familia muy grande y unida. Marcada por los domingos familiares en los que toda la familia se reunía en casa de los abuelitos; por la "temporada" (los meses en que no había clases escolares) donde -padres, tíos, hermanos y primos- compartían la casa frente al mar de los abuelitos en Salinas; y los días que pasaban en las haciendas, particularmente cuando hacían las grandes fiestas a las que llegaban gentes de otras haciendas, hacían torneos de cintas a caballo, palos encebados, circo, procesiones desde la iglesia de la hacienda, juegos al azar y mucho más.

Creció rodeada de animales, una perrita que era muy querida y mimosa, una culebra que su padre trajo y educó como mascota, y aquellos animalitos -cada uno con un nombre particular- con los que jugaba en casa de los abuelitos, de quienes dice “ellos tenían en su casa algo como un mini zoológico que incluía monos, loros, periquitos y una gran variedad de aves y otros animales que eran muy mansos y divertidos”.

familia.jpg

La unión familiar ha sido y sigue siendo importante para ella. A los "asados" y "hornados" de su padre siempre llegaban muchas personas, la mayoría eran familia o amigos muy cercanos. “Éramos muchos primos y nos divertíamos enormemente. Aun hoy, la relación entre hermanos y primos es muy cercana y amena, la cual continúa con nuestros hijos y sobrinos, ‘los primos’ de las nuevas generaciones”, nos cuenta Elvira.

Como líder natural que es, casi siempre fue presidente de su clase en las escuelas de monjas e internados donde estudió. “Eso significaba que cuando la profesora salía de la clase me correspondía asegurarme de que mis compañeras hicieran las tareas que nos dejaba la profesora y que se portaran bien. Ideé métodos para terminar las tareas muy rápido y con el tiempo sobrante hacíamos "improvisaciones teatrales". Aunque a las monjas no les hacía mucha gracia, no podían decir mucho pues para cuando regresaban las tareas estaban hechas y las estudiantes desarrollando su creatividad”, revive Elvira.

Esas fueron las semillas que germinaron en sus cualidades de liderazgo, su pasión por el teatro, así como en la habilidad para dirigir y producir obras, lo cual hizo por una decena de años estando ya en Canadá con Open Experience Theatre, la compañía que fundó en los 80’s para hacer teatro en español en Canadá.

Fue y sigue siendo muy estudiosa. Su primer título fue Diseñadora de Interiores, egresada del Humber College; en los 70’s obtuvo su licencia como corredora de bienes raíces; y a los 55 años volvió a estudiar y obtuvo una Maestría Ejecutiva en Administración de Empresas de Queen's University School of Business y una Maestría Ejecutiva en TV y Radiodifusión del National Association of Broadcasters en Washington, DC.

Se declara a sí misma como workaholica. Su primer trabajo a tiempo parcial fue a los 16 años, mientras estudiaba fue contadora/bookkeeper para la firma legal establecida por el abogado Stefan Malicki, quien eventualmente se convirtió en su suegro. Desde entonces siempre ha trabajado en dicha firma, ahora conocida como el bufete Malicki Sánchez que celebra su 60 aniversario este año y de la cual ella es la Administradora.

PA2_8303.jpg

Multifacética y auto didacta, a los 20 años estableció una compañía de importación, venta al por mayor y menor de muebles y artesanías Ecuatorianas y Latinoamericanas con boutiques en la zona cerca a Roncesvalles, Yorkville y Square One. Periodo que la llevó a trabajar con la comunidad hispana. En 1973, habiendo juntado un número de hispanos mayormente de orígenes de Centro y Sud América, presentaron el Pabellón Sudamericano en Toronto International Caravan, que fue acreedor a un premio como uno de los mejores pabellones.

A los 22, dio sus primeros pasos en TV en el programa "Nuestra Gente" del que debió retirarse cuando salió encinta de su primer hijo - porque en esa época las mujeres embarazadas no podían aparecer en TV. Luego, del '79 al '87 fue "co-anchor"/presentadora del noticiero nocturno en TV "Última Hora", posteriormente del '93 al 2004 fue conductora y productora del programa de TV “Hispanos en Canadá” cuyo enfoque era presentar información relevante a la vida de los hispanos en este país.

En 1983, a sus 31 años, fundó el Congreso Hispano Canadiense, organización incorporada federalmente para representar, promover y ayudar, nacionalmente, a una rápida integración de los Hispanos en Canadá. Dentro de sus primeros 4 años el CHC llegó a tener más de 250 organizaciones miembros, constituidas en filiales provinciales en B.C., Alberta, Saskatchewan, Ontario, Manitoba y Quebec.

Además, fue nombrada por el Gobernador General de Canadá para servir desde 1998 al 2008 como Miembro del Board de Telefilm Canada. Después el Gobernador General de Ontario la nombró para servir del 2008 al 2018 como Miembro del Health Professions Appeal and Review Board.

Es una apasionada en todo lo que hace, ya sea su trabajo con el bufete Malicki Sánchez, el Congreso Hispano Canadiense y la comunidad, o los numerosos proyectos que emprende, “me apasionan y divierten” dice sonriendo. 

Al preguntarle ¿cuáles son sus planes personales? responde: “Habiendo visitado ya más de 100 países, tener 2 chozas de verano y muchas semanas acumuladas en "tiempos compartidos"/time shares, mis planes son continuar viviendo plenamente con lo que siempre ha sido mi gran "malabarismo" de trabajo, viajes, obras comunitarias, relajamiento en las chozas y mucha dedicación y enfoque en mantener nuestra gran familia - ya somos más de 30 aquí en Canadá - unidos, disfrutando de compartir nuestras vidas en y con la familia y amigos cercanos”.

Su recomendación para los lectores de La Guía Magazine es: “No hay nada más maravilloso que vivir la vida a plenitud, de una manera altruista y por el bien común. La base de esto es una familia unida, que se quiere, se apoya y se respeta. Realiza tus sueños. Si yo lo he podido hacer tú también lo podrás si te empeñas.

Recuerda que todo se te hará más fácil si cuentas con el apoyo y las bases que te dan tu familia y buenos amigos. Así es que nutre esas bases y realiza tus sueños.

No olvides que vives en CANada, país en que las 3 primeras letras deletrean la palabra que sumariza su esencia "CAN” = Poder,  CANada es la tierra de Si Se Puede”.