Eldy Ampuero.

Yo Hablo Español


Eldy Natalia Ampuero Pérez es una de aquellas personas movidas por una energía especial que irradian a todos quienes conocen. Una mujer proactiva motivada por esa energía especial que la lleva siempre a velar, tanto por sí misma, como por los demás. Como ella misma lo sugiere “Creo que el estar quieta no va conmigo, no soy yo si no estoy en constante movimiento”. Ese dinamismo le ha llevado a protagonizar una vida llena de capítulos interesantísimos entre los que resaltan su nominación como Mujer del Año- Liderazgo Latino. Buena parte de su manera de ser, siempre tratando de buscar la integración y la comunión de ideas entre hermanos hispanos, bien puede estar influenciada por las enseñanzas de sus padres. En ese sentido su padre pudiera ser tomado como un referente. Su participación activa al interior de movimientos sociales que pugnaban por la igualdad de oportunidades para todos los miembros de la sociedad, sin importar su inclinación política o su estatus social, fueron un ejemplo para Eldy desde su infancia y esos ideales se mantienen intactos.

Eldy llegó a Canadá en el año 1989 junto a su familia. Al igual que muchos, si no todos, la idea de sus padres era ofrecer a sus hijos un futuro colmado por la seguridad y las garantías que una nación del primer mundo les pudiera otorgar.  Al momento de llegar a su nuevo país, ella era aún bastante joven por lo que agradece el haber estado rodeada de los suyos en esos momentos en los que debía comenzar a involucrarse en lo que sería su nuevo entorno. Un cambio dramático comenzando por el clima de su natal Cochabamba, en Bolivia a las blancas nieves que se acumulaban sin cesar en la puerta en es ese primer inolvidable invierno. Para entonces esa condición, tan propia de ella, de tomarle ventaja a las circunstancias ya era más que evidente. Mientras asistía a la escuela y con tan solo 15 años Eldy ya trabajaba después de las clases y también en fines de semana. Proceder que quiso mantener mientras asistía al college y la universidad. Después de su grado universitario consiguió un trabajo a tiempo completo en una oficina y otro, al mismo tiempo, los fines de semana.

En cuanto a sus credenciales académicas estudió Ingeniería en Computación. No obstante, en el plano profesional, encontró más opciones de crecimiento al obtener la licencia como Corredora de Seguros. “Estudié una carrera que en el momento me pareció tenía un buen futuro pero no estaba de acuerdo con mi personalidad, conseguí un trabajo como recepcionista en una compañía de seguros mientras pensaba a que me dedicaría el resto de mi vida y fue ahí que me di cuenta que lo mío era interactuar con la gente. Poder ayudar y estar en un ambiente donde todos los días era un nuevo reto y una nueva experiencia. Es así que obtuve mi licencia de Corredora de Seguros y ahora me dedico a asesorar a clientes sobre seguros personales y de negocios”.

Podría denominárselo como su empleo formal, pero que le permite darse tiempo para suplir esa necesidad inherente de trabajar en pro de sus hermanos. Entonces el trabajo comunitario comenzó a cobrar bastante importancia para Eldy. En retrospectiva son 25 años sirviendo a su comunidad de diferentes maneras. Desde traductora para centros comunitarios hasta miembro fundador del Grupo Folclórico Melodía de Bolivia. Su nombre también hace parte de los miembros fundadores de La Asociación Cultural Latino Americana.

Fue este camino del voluntariado el que la puso en el radar del Congreso Hispano Canadiense (CHC). “En el año 2014 como presidenta de La Asociación Cultural Latino Americana fui invitada a asistir a una reunión hecha por el CHC, en esa reunión conocí a Elvira Sánchez de Malicki fundadora del CHC y desde ese momento me guio y alentó a formar parte del equipo de voluntarios trabajando para los Juegos Panamericanos. Posteriormente fui invitada a formar parte de la mesa directiva del CHC, y en el 2015 fui elegida presidente de El Congreso Hispano Canadiense”.

Ser presidente del Congreso Hispano Canadiense es un orgullo absoluto para Eldy. Es un reconocimiento a sus más de dos décadas de trabajo desinteresado por el bienestar de una comunidad en constante crecimiento. Su cargo, como todo rol de importancia, también le demanda tiempo y energía que ha de saber mantener en equilibrio entre el trabajo y la familia. “Por suerte tengo una familia que me entiende y apoya en todo momento. Y lo más importante, un equipo increíble en el CHC que por sólo el amor a nuestra comunidad lucha y trabaja día a día”.

Otro reconocimiento a su labor fue la nominación de su nombre al premio LIDERAZGO LATINO – Mujer del año. Una designación que le ha llenado de orgullo al ver su nombre en un escalón similar al de otras mujeres cuyo trabajo ha sido pieza base para los avances en desarrollo, que como comunidad, se han alcanzado en los últimos años. “Espero poder trabajar con cada una de ellas en proyectos o actividades que ayuden al crecimiento y realcen los valores y talentos que se desempeñan en nuestra comunidad”.

Claro que Eldy quería aprovechar este espacio para hacer llegar a nuestros lectores un llamado solicitando su colaboración. “El gobierno de Canadá llevará a cabo un censo en el mes de mayo del presente año. Este censo tiene como objetivo cuantificar el número de ciudadanos en Canadá. Y también, será usado para planificar  y ejecutar proyectos otorgando los recursos necesarios en proporción a la cantidad de ciudadanos que se auto identifiquen como parte de una comunidad.  Por eso el Congreso Hispano Canadiense urge a nuestra comunidad unirse a nuestra campana “Yo Hablo Español” “.