Mujer, tu rol en la familia vale más que cualquier otro salario.”

En este mes de marzo celebramos a la mujer y destacamos su importancia en la sociedad. Aunque su rol en ésta siempre ha sido vital, en los últimos años las mujeres han obtenido mayor reconocimiento público por sus logros y su excelencia en diferentes profesiones. Es por ello que felicitamos a cada mujer por ser una parte tan trascendental en toda cultura y comunidad, a nivel mundial.

 

silhouette-mother-with-her-daughter-bicycle_1150-5339.jpg

No obstante, pareciera que proporcionalmente al avance que hemos tenido en reconocer públicamente el éxito profesional de la mujer se expone negativamente a las mujeres que anhelan dedicarse a su hogar de tiempo completo. Es por ello por lo que, aunque esta redacción no pretende, en lo absoluto, desmeritar a aquellas mujeres que trabajan fuera de sus hogares, sí pretende darle un aire fresco y animar a aquellas mujeres que quisieran dedicarse únicamente al cuidado de su hogar, y no lo hacen por temor al qué dirán o por temor a sentirse frustradas y perdidas en sus casas sin un título que les dé sentido de “valor” en la sociedad.

Hace unos años se hicieron virales algunos escritos y videos en redes sociales sobre absurdas definiciones de la opinión pública, en cuanto a las mujeres que se dedican a ser amas de casa de tiempo completo. A raíz de este evento se logró transmitir mayor conciencia sobre el importante y complejo trabajo que realiza una ama de casa en su hogar. Sin embargo, desafortunadamente, muchos aún perciben este rol como uno de menor prestigio.

Actualmente la definición general de éxito está directamente relacionada con el desarrollo profesional del individuo, su alcance en el ámbito laboral y el cumulo de logros y de activos financieros obtenidos en cierta medida tiempo. Por ende, para muchos, el hecho que una mujer se dedique a tiempo completo a su hogar supone el desperdicio de su potencial y de su propósito en la vida. Es increíble observar la cantidad de mujeres que aún reportan recibir comentarios como: “las amas de casa son mantenidas, perezosas y vagas”, “¿tanto estudiar para quedarse en la casa criando niños?” o “las amas de casa no hacen nada”, entre otros.

Por eso vale la pena que recordemos los beneficios, la relevancia y el éxito que se obtienen siendo una ama de casa:

“Ser ama de casa es probablemente uno de los títulos menos remunerados monetariamente, pero con mayor impacto en la sociedad. Estar ahí para tus hijos es más que tener visión, es dejar una huella en este mundo. Cuando estás en tu casa, compartiendo con tus hijos, estas criando a los responsables del mañana. Estás desarrollando vidas con valores y principios que ningún aula de clases y ninguna niñera pueden reemplazar. Tu presencia en tu casa hace de ella un hogar. Tu amor y tu dedicación son componentes claves en la identidad, auto-confianza y autoestima de tus hijos. Tu apoyo incondicional para tu esposo, llevando la gran responsabilidad de mantener tu hogar, mejora la dinámica en tu familia. Tu calor de madre desarrolla de manera óptima las habilidades emocionales, relacionales y cognitivas de tus hijos. Además, ser ama de casa implica tener mayor dedicación, fuerza y disciplina que en cualquier profesión. Es un trabajo en el que das tu vida como inversión por tu hogar. Ser ama de casa conlleva trabajo en roles como: contadora, administradora, psicóloga, consejera, chef, decoradora de interiores, estilista y asesora de imagen, profesora, conductora, directora de recreación, investigación y prueba de productos de aseo, nutricionista, directora de compras, entre otros.  Ser ama de casa no te da un salario anual, pero te da la satisfacción de estar presente en los momentos importantes de tus hijos como los primeros pasos, las primeras palabras y sonrisas, las primeras caídas, los primeros logros y las primeras dificultades académicas, y estar ahí no solo para aplaudirlos, sino también para consolarlos.

Mujer, tu rol en la familia vale más que cualquier otro salario.”

Gracias a todas las mujeres por su dedicación en el hogar.

Gracias a todas las mujeres que trabajan tiempo completo y también son madres y esposas.

¡Gracias a todas las mujeres que han decidido estar en sus hogares de tiempo completo, aun teniendo oportunidades en sus ámbitos laborales!