Dayana Mendoza

La Reina más Bella de la Historia.


Ser designada como soberana nacional de la belleza de tu país es un absoluto orgullo, de esos que se trasmiten de generación en generación y que convierten a la reina en parte indispensable de la historia del país. Lograr la corona de Miss Universo es una fantasía, casi un mito propio de los juegos inocentes de pequeñas niñas que inventan coronas con balacas para el cabello. Pero llegar a ser catalogada como la Miss Universo más hermosa de toda la historia ya son palabras mayores. Quien más si no la simplemente hermosa Dayana Mendoza para ser merecedora de dicho título.

Nacida en la capital de una de las fábricas más prolíficas de mujeres lindas de todo el mundo, Caracas, Venezuela. En su momento Dayana Sabrina Mendoza Moncada obtuvo para su país la quinta corona universal. Toda una carrera en el mundo del modelaje que tenía como objetivo este instante, este momento único de aquel 14 de julio del pasado 2.008 donde el sueño de la niña se hizo real. Sus medidas perfectas de 90-60-90 fueron solamente uno de los puntos que tuvo como referencia el portal Global Beauties para endosarle dicho remoquete, el de la Miss Universo más bella de toda la historia. Una designación simbólica que, sin duda, habrá de colarse de ahora en adelante junto a su nombre siempre que la memoria de su belleza sea invocada.

Nacida en un primero de junio de 1.986, Dayana siempre se mostró de aprendizaje fácil con los menesteres del modelaje de pasarela, además de su rostro elegante que amenazaba con conquistar el mundo desde muy corta edad. En el año 2.001 firma su primer contrato con una agencia reconocida, se trata de la casa Elite. Aquel mismo año llega a ser finalista del Elite Model Management 2001 celebrado en la capital mundial de todo lo bonito, Francia. Los quince años con los que contaba para aquel entonces reñían con su madures mental pues ya en esas épocas la joven recorría países desconocidos y con idiomas que no conocía pero de forma totalmente independiente, sin la presencia de sus padres.

Las expectativas como modelo profesional crecían a la par que su reconocimiento internacional. Dayana fue modelo exclusiva para grandes apellidos de la moda internacional como Roberto Caballi o Versace. Además, de haber pisado las tarimas más reconocidas del mundo, tanto en New York, pasando por Milán,  o Berlín; sin dejar de lado otras importantes capitales como Paris y Atenas. Toda esta experiencia previa a reinados la hizo crecer como persona y confiesa que le permitió conocerse más al punto de poder adaptarse, de la mejor manera, a situaciones, climas, comidas y ciudades totalmente nuevas.

La jornada por Miss Universo realmente comenzó tiempo antes de que su coronación. Podría decirse que comenzó en el momento en que, aun estando en el colegio, su naciente belleza atrajo la atención del director de una agencia de modelos. Una semana después escuchaba junto a sus padres, en la oficina de aquel hombre, como este la invitaba a conocer el mundo trabajando con las agujas más reconocidas e importantes. Aunque siendo más puristas todo realmente comenzó el 13 de septiembre del año 2.007. Esa noche Dayana fue coronada como la quincuagésima quinta(55) Miss Venezuela. Ganando así su derecho de representar al país en el mundial de la belleza.

El título de Miss Venezuela lo obtuvo en representación del estado de Amazonas. Dato curioso es que es la segunda reina venezolana por este departamento. Lo siguiente fue preparar las ocho maletas con su equipaje y tomar un vuelo a Nha TrangVietnam. En donde se la reconocería como la mujer más bella de la humanidad por ese año. Aunque la tradición dicta que las soberanas mundiales de la belleza recorran el mundo llevando un mensaje de esperanza y solidaridad a los menos afortunados, durante su regencia Dayana no estuvo exenta de las críticas, incluso en algún momento se llegó a pensar que la organización la despojaría de su título. En primera instancia unas fotos que realizó para una reconocida marca de joyería fueron tildadas como subidas de tono por la poca ropa que exhibía la reina en función. Las reglas del comité organizador son de cero tolerancia para los desnudos de sus reinas por ello se llegó a temer que su tiara le sería retirada. La reina Dayana pudo dormir tranquila por un tiempo pues la organización no le despojó de su título. Pero la tranquilidad no duró mucho pues unas desafortunadas declaraciones suyas sobre la forma en que viven los internos de la Cárcel de Guantánamo despertaron tanta polémica que, incluso, terció el entonces presidente Hugo Chávez Frias. Finalmente Dayana entregó la corona como debe hacerse, colocándola con suavidad en la cabeza de su sucesora, la también venezolana Stefanía Fernández.

Desde entonces Dayana ha intentado mantenerse en el panorama con algunas participaciones en reality shows y comerciales televisivos. Recientemente inundó las redes sociales con un mensaje en el que invita al mundo entero a movilizarse por la situación en Venezuela, puntualmente por sus niños, quienes son los que más afecta la palpable falta de comida. Ya en un plano más personal, poco tiempo atrás Dayana dio a luz a su primer hijo. El fruto de una relación que sostiene con Miguel Pagano.