Colombia: país de oportunidades


Que Colombia haya sido nominada en varias ocasiones por medios como uno de los países que más ha mejorado en los últimos años es por algo. En 2016, Colombia fue elegida el país del año por la revista The Economist y en 2013, The Wall Street Journal y Citigroup escogieron a Medellín como la ciudad más innovadora del mundo.

Screen Shot 2018-07-16 at 8.40.30 PM.png

Pero no son sólo los medios extranjeros lo que lo resaltan. Hay hechos contundentes que así lo confirman. El reciente ingreso de Colombia a la organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), así como la aceptación de que nuestro país como socio global de la Alianza del Atlántico Norte (OTAN) son el resultado de un esfuerzo de siete años para realizar las mejoras internas tanto en lo educativo como en seguridad para hacer parte de estos acuerdos que al final van a concluir en generar mayores oportunidades en materia de educación, salud, creación de empleo formal, de transparencia y lucha contra la corrupción, como lo resaltó el presidente Juan Manuel Santos.

Pero no son sólo los medios en el mundo los que reconocen a Colombia, también son los millones de turistas  que llegan al país. Mientras que en el año 2000, un millón personas visitaron a Colombia, en 2017 llegaron 6.5 millones de turistas que pudieron movilizarse por diferentes lugares en el país y que se van con la intención de volver porque se dan cuenta de que uno de los capitales más grandes que tiene Colombia es su gente. Lo más interesante, es que no son sólo los turistas que valoran este importante aspecto, también lo resaltan los inversionistas internacionales.

De hecho, la inversión extranjera directa se ha incrementado en los últimos años. Mientras que en 2009 era de US$6.913 Millones, en 2107 llegó a US$10.100 millones. A diferencia de años anteriores, el portafolio de la inversión directa extranjera es más diversificado.

En la actualidad, hay 80 empresas canadienses desarrollando negocios en Colombia  en diversos sectores, especialmente financiero, tecnológico y energético. Muestra de ello es Brookfield que en 2016 adquirió la empresa Isagen y continuará ampliando sus inversiones.

A su vez, Scotiabank ha ampliado su participación en el mercado local. A la compra que ya había hecho de Colpatria sumo la adquisición de parte de Citibank Colombia y ha elegido a Bogotá como la base del call center, donde se están generando más de 800 empleos.

Los principales valores que resaltan los inversionistas para decidirse por Colombia son el nivel de compromiso que tienen los colombianos, el nivel educativo, el bilingüismo, la estabilidad jurídica, creatividad y recursividad, la alta densidad poblacional con capacidad de consumo, una clase media emergente y la apertura de mercado y cantidad de acuerdos comerciales firmados con otros países y bloques comerciales.

Otro aspecto que contribuye a una economía más estable es que Colombia ha ido diversificando paulatinamente los sectores exportadores. El año pasado, las exportaciones de Colombia totalizaron US$17.121 millones. Pero lo que más llama la atención es que sectores como el de carrocerías, productos lácteos, elaboración de bebidas han aumentado notablemente sus ventas al exterior.

Un clase media emergente

Colombia es uno de los países donde más ha crecido la clase media en los últimos años. De hecho la revista The Economist, lo resaltó en un artículo que tituló “en Colombia la clase media no ha crecido sino ha explotado”

Screen Shot 2018-07-16 at 8.40.01 PM.png

De acuerdo con los datos arrojados por el Departamento Nacional de Estadísticas de Colombia (DANE), más de 5 millones de personas ascendieron en la escala social, al tiempo que los ingresos de la clase menos pudiente crecieron 9% lo que indica que se están reduciendo las brechas sociales.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) también resaltó este comportamiento en un reciente estudio realizado donde concluyó que más de la mitad de los colombianos hacen parte en este momento de la pujante clase media.

Este comportamiento se debe principalmente al crecimiento económico sostenido que ha vivido Colombia en la última década, la reducción del desempleo, el aumento de las inversiones en sector productivo y la inversión social de los últimos gobiernos.

Según la Encuesta de Calidad de Vida realizada por el DANE,  43% de los hogares habita en vivienda propia totalmente pagada, 70% tiene TV por suscripción, 46% de los hogares tienen Internet,  63% de las personas tienen teléfonos inteligentes y la educación mínima en la ciudad es 10 años de escolaridad y en las áreas rurales, 8 años. Todos estos indicadores son un reflejo de que la distribución de la riqueza está mejorando.

De esta forma, Colombia sigue siendo uno de los países más sólidos de la región, no sólo en su economía, sino también en lo social. Es previsible que con la consolidación del proceso de paz en los años por venir Colombia sea un país aún más atractivo  los inversionistas y visitantes extranjeros lo que continuará generando un mayor bienestar para todos los colombianos.