¡CELEBRANDO EL AMOR!

el amor.jpg
 

Por Jenny Carreño

Este es un mes donde el amor es celebrado en toda América del Norte y en otras partes del mundo. Sin embargo, a pesar de las celebraciones y las promesas de amor, en el trajín del día a día somos susceptibles a olvidar lo que el amor realmente es y en muchas ocasiones lo resumimos a la celebración de un día o de una ocasión especifica.  Por lo tanto, este mes te invito a que celebremos el amor evaluando nuestro amor en acción.

Reflexionemos sobre una de las definiciones más famosas del amor:

paciente.jpg

El amor es paciente y bondadoso: Ser paciente y bondadoso no siempre es fácil cuando vivimos en una sociedad en la que “el tiempo es dinero” y tal vez la misma velocidad de nuestra vida nos hace olvidar que podemos parar, respirar y disfrutar el momento que estamos viviendo. ¿Eres bondadoso cuando no recibes lo que estás esperando de otros? ¿Eres paciente al escuchar lo que la otra persona te está diciendo, sin interrumpir y eres bondadoso con tus palabras cuando no compartes la misma opinión?

El amor no es celoso, ni fanfarrón, ni orgulloso, ni ofensivo: En muchos casos las inseguridades, la manera en la que fuimos educados y el afán por sentirnos importantes nos llevan a actuar de manera déspota con quienes más amamos. ¿Te molesta que tu pareja o un ser querido no te de toda su atención cada vez que la solicitas? ¿Te cuesta perdonar y pedir perdón, dejando que el orgullo se interponga en tus relaciones? ¿Permites que la necesidad de tener la razón te lleve a decir cosas ofensivas o a expresarte con soberbia, imponiendo tu opinión sobre aquel o aquella a quien dices amar?

No exige que las cosas se hagan a su manera: Ya que todos tenemos anhelos propios y somos únicos en nuestro modo de pensar, podemos llegar a exigir que algunas cosas se hagan como nos parece y no toleramos una opinión diferente. ¿Estás dispuesto a recibir sugerencias de tu conyugue, de tus hijos o de tus compañeros de trabajo? ¿Quieres que en tu relación de pareja siempre se hagan las cosas como tú dices, o tomas en cuenta también lo que tu pareja desea?

gritos no.jpg

No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas: En las relaciones es muy común guardar memorias de eventos donde fuimos ofendidos por quienes amamos. Generalmente decidimos enterrar los disgustos bajo la idea de “olvidar” la ofensa, sin tomar el tiempo de perdonar y dialogar sobre lo ocurrido. Entonces sale a flote aquello que creímos haber “olvidado” cada vez que ocurre algún evento que toca la herida que no ha sanado. ¿Eres diligente en perdonar a quienes amas cuando te sientes herido? ¿Merodea tu mente constantemente en las fallas que otros han cometido y que te han hecho daño? ¿Dialogas de modo pacífico con tu pareja sobre las cosas que te incomodan y que consideras que te hacen daño?

No se alegra de la injusticia, sino que se alegra cuando la verdad triunfa: Ser transparentes con quienes amamos hace que la verdad triunfe en nuestras relaciones. Ser íntegros y respetar a quienes amamos, en todo momento, aun cuando nadie parece estarnos viendo, revela un corazón que ama realmente y que es activo en que la verdad triunfe. ¿Eres integro en tus relaciones interpersonales? ¿Respetas a tu cónyuge con lo que miras, lo que piensas y en cómo te refieres sobre él o ella?

El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia: Siempre llega un momento en el que el amor se define como una decisión, más que como un sentimiento, pues para mantenerlo vivo la perseverancia y la constancia deben estar siempre presentes. ¿Luchas por amar día a día sin perder la fe y de manera firme?

Este mes te invito a que también celebres el amor al buscar cómo amar mejor a quienes te rodean. Si consideras que no estás siendo efectivo en amar genuinamente, puedes hacer un plan de acción de acuerdo con las preguntas previas y expresar un verdadero amor a los demás.

 

¡Celebremos el amor con acción!