Startups o stardowns? Tu decides la dirección de tu emprendimiento


Empezar un negocio o desarrollar un proyecto son tareas difíciles, requieren de tiempo, energía, recursos, y sacrificios... pero es posible hacerlo bien y tener éxito! No te desanimes. Lo que te voy a compartir a continuación me hubiera gustado saberlo mucho antes.

Después de haber emprendido varias veces y de años de experiencias, unas buenas, otras  no tanto te puedo decir con esa autoridad que entre más preparado estes menos difícil será tu proceso. Mi intención es presentarte una perspectiva realista de algunas cosas que necesitas tener en cuenta para que tu emprendimiento supere tus expectativas. 

Gana tu primera batalla

Screen Shot 2018-03-12 at 10.52.00 PM.png

Lo primero y más importante es que derrotes todo pensamiento negativo de tu mente. ¿Sabias que es en la mente donde libramos las batallas más importantes de nuestra vida? Según un estudio realizado por la organización Maxwell el hombre promedio en Norte America ha escuchado a la edad de 25 años unas 150 mil veces palabras negativas o de desaliento de parte de sus seres queridos, amigos, maestros, “no lo vas a lograr”, “para que intentarlo”, “no sirves para eso”... ¿te suenan algunas de esas frases familiares? Tristemente en contraste la misma persona a esa edad solo ha recibido palabras de afirmación solo unas 5 mil veces. ¿Cuál de los dos tipos de palabras crees que se convierte en el sistema de creencia en la mente de esa persona?

El problema no es la falta de capacidad, de ideas, de educación o de talentos... el problema es que la mayoría hemos sido formados creyendo cosas que no son verdad. No soy promotor del pensamiento positivo, soy promotor del propósito divino que tenemos todos los seres humanos.  En los últimos tres años he podido entrevistar a cientos de personas de diversas edades, trasfondos, culturas y nacionalidades y les pregunto si estuviera en sus manos ayudar a otras personas en algo en particular en lo que ellos pudieran y la respuesta es siempre la misma, un rotundo “si”. 

Tu caso no debe ser diferente. Estoy seguro que si tuvieras los medios, el tiempo, los recursos no dudarías en hacer algo por alguien, en usar algo que tienes para alguien que carece de ello. Ahora seamos honestos, ¿qué te impide hacerlo?, ¿es realmente la falta de recursos?¿la falta de tiempo? ¿Cuál es tu excusa?. Ten presente que siempre habrá alguien cerca de ti que tiene menos de lo que tu tienes. Gánale la batalla a tu mente, no hagas lo que hace todo el mundo y verás como tu mente será renovada.

Cuando crees en tu valor, en tus fortalezas, en tu propósito, no sólo te encontrarás aceptando responsabilidad sobre tu vida y tu futuro, si no que además te será mas fácil ver como puedes usar tus dones, talentos y capacidad para emprender en algo que ira a satisfacer o aliviar una necesidad de un grupo de personas y será ademas un negocio que te apasione. Eso es realmente emprender! Emprender para mi no es empezar un negocio por que vi como lo hace alguien más y le va bien, o por que ya trabaje suficiente para alguien que no me valoro y ahora es tiempo que sea mi propio jefe. No te dejes engañar.   

Asume tu responsabilidad

Identifica el lugar donde te encuentras hoy. Hazte la siguiente pregunta ¿eres el mismo (la misma) hoy que hace un año? Si no encuentras que hayas crecido en algún area, que te hayas desarrollado en algo, que hayas aprendido algo nuevo, te invito a que inicies por allí. ¿Crees que necesitas crecer en algún area? ¿Crees qué hay algo que debas cambiar de ti? (Déjame darte algo de ayuda; pregúntale a alguien que sea muy cercano a ti. Tu cónyuge, tus padres, tu mejor amigo. Alguien que te ame lo suficiente para que te diga la verdad.)

Por ejemplo, te confieso algo, lucho frecuentemente con creer que yo siempre tengo la razón. Mi esposa es testigo y lo ha sufrido de primera mano. No me enorgullezco de eso, se que es algo que debo cambiar y créeme estoy trabajando en mejorar esa area de mi vida. Tengo claro que cualquier área en la que necesite crecer y no lo haga puede representar un obstáculo para alcanzar el éxito que deseo.

¿Conoces a alguien que culpe a las condiciones por sus fracasos? “es que mi niñez fue muy difícil”, “es que si tuvieras mis problemas me entenderías”, “es que la familia que me toco”, “es que no tuve la educación necesaria”, “es que nunca me han dado la oportunidad”. No niego que las condiciones pueden haber determinado quiénes somos hoy en día pero se que no deberían determinar en lo que nos convertimos. ¿Es tu situación actual producto de las condiciones, o de no asumir tu parte de responsabilidad?

Se intencional ahora mismo

Aunque es redundante, ser intencional ahora mismo es la clave para ver un cambio. Todos poseemos buenas intenciones, anhelamos ver algo diferente, pero la realidad es, ¿cuantos somos realmente premeditados en todo lo que hacemos diariamente? Como dice la conocida expresión; “el cementerio está lleno de buenas intenciones”. Triste pero cierto.

Cualquiera que sea el área que necesitas cambiar, hazlo ahora y pide ayuda si es necesario. No dejes pasar el tiempo pues no lo podrás recuperar. Busca un mentor, alguien que no sólo te pueda guiar si no alguien a quien le puedas rendir cuentas de lo que estás haciendo. ¿sabias que las personas más exitosas reconocen la importancia de tener un mentor?. Hace un poco más de un año en encontraba dando un taller de liderazgo invitado por el gobierno colombiano a un grupo de altos ejecutivos de diversas aéreas y de empresas reconocidas del país y el común denominador de los allí presentes que gozaban de las posiciones más altas fue el hecho de tener un mentor.

Haz algo diferente si quieres ver un resultado diferente. Como lo dijo Albert Einstein, “la definición de locura es hacer lo mismo pero esperar ver resultados diferentes”. ¿Como te puedo ayudar? Escríbeme, tal vez tenga algo que te pueda servir.

 

Tu amigo

Bernardo Riveros
Mi pasión es agregar valor a la vida de otros
Coach, consultor y entrenador
BernardoRiveros.com
BernardoRiveros@me.com