5 preguntas que pueden ayudar a todo START UP a lograr su objetivo


Screen Shot 2018-02-19 at 5.57.38 PM.png

Cuando apenas comenzaba mi universidad en Bogotá, de donde soy originario decidí emprender. Era por supuesto mi primera experiencia. Yo estudiaba publicidad y había encontrado “la creatividad” como un talento natural en mí. Compartí mi inquietud con un amigo y solo eso basto para que nos embarcáramos en esa aventura. Yo era el creativo de una pequeña, muy pequeña boutique de publicidad y mi amigo era el encargado de conseguir los clientes. 

Éramos solo uno jóvenes soñadores con el deseo de ser nuestros propios jefes y hacer dinero. Confieso que el dinero era nuestro principal aliciente y no que esto esté mal, pues al final se trata de un negocio y la idea es que sea rentable, pero luego fui descubriendo que hay otras cosas más importantes que deben ser prioritarias.  

Nuestra travesía juntos no duro mucho, en el momento que tuvimos tres o cuatro clientes y empezaron a pagar las facturas el dinero revelo realmente cuales eran nuestros valores y principios. Mi amigo un día simplemente partió sin decirme nada junto con el pago más grande que habíamos recibido. No te quiero abrumar más con esa historia, pero sé que para este momento algunos de los lectores ya se habrán identificado con mi historia. 

¿Qué aprendí con esta experiencia? Tanto mi amigo y yo habíamos tenido un par de trabajos previos a entrar a crear nuestra boutique y ambos compartíamos también el hecho de haber sufrido bajo la “tiranía de nuestros jefes”. Aunque uso esa palabra sé que la realidad es que éramos solo dos jóvenes convencidos de saber más que el resto que la otras personas, noten que en esa época no se conocía aun la teoría de los milenios, pero actuábamos ya como tales. No quiero decir con esto que no haya jefes que abusen de su autoridad y maltraten a sus empleados, pero mi punto es que si la decisión de emprender está basada exclusivamente en una o unas malas experiencias no sabremos realmente si poseemos lo que se necesita para emprender. 

También aprendí que el emprender requiere más que solo tener una idea o saber cómo hacer una labor técnica. Yo era el creativo y sabia como crear y diseñar. Mi amigo sabía cómo convencer a las personas y así conseguir los clientes. Ninguno de los dos sabíamos cómo correr un negocio. Aun cuando no hubiera sucedido lo que les conté al principio de la historia hoy estoy seguro que no hubiéramos tenido éxito o el éxito que nos hubiera gustado tener. 

Hazte ahora las siguientes preguntas;  

a) ¿Cuál es tu motivación para emprender? Si identificas que tu motivación está basada en una mala experiencia laboral te sugiero que reflexiones al respecto y decidas perdonar y seguir adelante. Un emprendedor no se desarrolla solo por el deseo de querer ser independiente. Son muchos los factores que se deben tomar en consideración. Michael Gerber en su libro “Los mitos del emprendedor” nos muestra claramente las tres facetas que el emprendedor debe conocer y desarrollar para ser exitoso. El emprendedor (visionario), el gerente (administrador) y el técnico (el que sabe cómo hacer un trabajo)   

b) ¿Tienes una habilidad natural o aprendida para hacer algo y es esa la razón por la cual consideras que podrías crear tu propio negocio? En norte América el 98% de los nuevos negocios fracasan en los dos primeros años y de esos solo el 25% pasan la barrera de los 10 años. Esta alarmante estadística se debe a que la gran mayoría de los emprendedores son solo personas técnicas, pero carecen de habilidades de emprendimiento y gerencia. Mientras saben cómo hacer su trabajo no saben cómo manejar personal, sistemas administrativos etc. 

c) ¿Además de la motivación económica hay algo más que te mueva a ser un emprendedor? Fielmente creo que tanto tu como yo no fuimos creados solo para hacer dinero y vivir dándonos gusto en todas las cosas materiales. Creo que fuimos creados para ser parte de una solución que otros necesitan. Cuando entendemos el valor de ayudar a otras personas con los recursos o talentos que poseemos se hace más gratificante poder disfrutar de las cosas que nos gusta hacer. Creo que nos da un nuevo significado a nuestra existencia. ¿Sabías que los científicos han descubierto que un tratamiento muy efectivo para la depresión es el dar a otros o ayudar a otros?

d) ¿Crees que el emprender está directamente relacionado con tu éxito económico? La gran mayoría de emprendedores a quienes les doy consultoría han confesado el creer que ser emprendedor garantiza un éxito económico. Si es lo que creías lamento decirte que esto no es necesariamente cierto. Basado solo en las personas que conozco, son más los que son empleados que están muy contentos en sus trabajos y además han logrado llegar a un nivel económico privilegiado que los que son dueños de sus propios negocios que hayan alcanzado ese mismo nivel económico. 

e) ¿Si estás buscando hacer sociedad con alguien más, conoces bien el carácter (hábitos de comportamiento basados en sus valores y principios) de la persona o personas con las que lo quieres hacer? Este es otro de los puntos críticos que llevan al fracaso de una relación de sociedad. A menudo el emprendedor busca aliarse con alguien que posea algo que él no posee, casi siempre son los recursos económicos. Al cabo de unos meses, generalmente antes de cumplir dos años de vida con la empresa los problemas por las fallas de carácter de los socios causan el rompimiento no solo del emprendimiento si no de las relaciones. Mi recomendación, no te asocies apresuradamente con alguien a quien no conoces bien. 

Para otras recomendaciones para emprendedores sígueme en las redes sociales o en mi página www.bernardoriveros.com

Tu amigo
Bernardo Riveros

bernardoriveros.com
Mobile: (416) 7044157  | Toronto, Canada

unnamed.png
unnamed-1.png